duelo

¿Qué es el duelo? ¿Cómo se trabaja desde la Psicología?

Escrito por María Santos. Temática: qué es el duelo y cómo afrontarlo.

Definición de duelo

El duelo es una reacción emocional, un proceso de adaptación a una pérdida.

No siempre tiene por qué ir ligada a la muerte y puede tener distintas causas: la desaparición de un ser querido, un problema grave de salud, rupturas sentimentales o la pérdida de trabajo, por ejemplo.

Provocan emociones con una base común, que se diferencian en intensidad y en la capacidad de asumir esa pérdida. Varían en gran medida en función del grado de vinculación con la pérdida.

Principales características del duelo

El proceso de duelo es una experiencia muy íntima, que cada uno vive de forma individual. El desarrollo del duelo dependerá de factores mediadores que influyen en el proceso de éste: la manera de terminar, la naturaleza de la relación, las redes de apoyo social o los recursos personales.

Durante el proceso de duelo podremos sentir diferentes emociones: ira, tristeza, miedo, incredulidad, incluso culpabilidad. Puede provocar problemas para conciliar el sueño, problemas alimenticios, desórdenes en el comportamiento y otras afecciones físicas y sensoriales.

duelo-que-es

¿Cuáles son las fases del duelo?

El duelo es una de las experiencias más difíciles que hemos de afrontar y aunque se trata de un proceso desgarrador, el duelo cumple un papel adaptativo que puede llegar a contribuir al crecimiento personal.

De ahí la necesidad de crear recursos que ayuden a afrontar las distintas etapas del duelo.

La psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross identificó cinco etapas que desarrollaremos más adelante: negación, ira, negociación/pacto, depresión, aceptación. Su teoría sobre las fases del duelo podría aplicarse a cualquier experiencia de pérdida.

Afirmó que las fases pueden darse en diferente orden y no todas las personas experimentan todas.

Las personas atraviesan varias fases del proceso, pasando entre dos o más, y volviendo a hacerlo una o varias veces antes de finalizar.

Hay que ser consciente de que las etapas van a ir desarrollándose y que el estado final de aceptación será su fase final.

que-es-el-duelo-psicologia

· Negación: La negación de la pérdida es una reacción que se produce de forma muy habitual inmediatamente después de ésta. La persona no se cree que la pérdida es real.

· Ira: El fin de la negación va asociado a sentimientos de frustración y de impotencia con respecto a la propia capacidad de modificar las consecuencias de la pérdida. Dicha frustración conlleva a su vez la aparición de enfado y de rabia.

Aparece por la sensación de vacío que queda tras el fallecimiento o la pérdida. La sensación de falta de apoyo y soledad genera rabia o ira hacia uno mismo, hacia los otros o hacia nuestras propias creencias.

Durante la etapa de ira la persona busca atribuir la culpa de la pérdida a algún factor, o a otra persona o incluso uno mismo.

· Negociación/pacto: En esta etapa, la persona tiene la esperanza de que las cosas cambien y de que puede influir de algún modo en la situación.

· Depresión: En este periodo la persona empieza a asumir de forma definitiva la realidad de la pérdida, y ello genera sentimientos de tristeza, desesperanza, vacío. Son sentimientos necesarios ya que nos preparan para aceptar la situación.

· Aceptación: Es la llegada de un estado de calma asociado a la comprensión y aceptación de la pérdida.

Sensaciones y respuestas de duelo

Es importante que podamos ser conscientes de que nuestro organismo reacciona ante una pérdida mostrando distintos síntomas:

  • Fisiológicos: taquicardias, sudoración, problemas digestivos, alteraciones del sueño, falta de aire, debilidad muscular, sequedad de boca, etc
  • Cognitivos: Confusión, dificultad para concentrarse, preocupación excesiva, alucinaciones, sensación de vacío, etc.
  • Emocionales: Enfado, culpa, ansiedad, tristeza, apatía, soledad, etc.
  • Conductuales: problemas de sueño, de la alimentación, aislamiento social, conductas de evitación, agitación, llanto, etc.
que-es-el-duelo-y-como-afrontarlo

La elaboración del duelo

Cuando no tenemos el control sobre nuestras emociones, éstas lo tienen sobre nosotros.

Manejar las emociones no significa reprimirlas. Significa conocerlas, comprenderlas y aceptarlas para manejarlas de manera eficaz.

Por lo general, las personas no tenemos una idea clara de cómo relacionarnos con nuestras emociones. La mayor parte del tiempo simplemente caemos presas de su intensidad, sintiendo algo que nos incomoda y desagrada y actuando de formas que no escogeríamos.

Por otra parte, en algunos momentos tratamos de obtener el control, pero lo hacemos siguiendo estrategias poco adecuadas. Tendemos a reprimir el sentimiento, a ignorarlo, a negarlo o a forzarnos a hacerlo desaparecer.

Irónicamente, cuando tratamos de huir de una emoción, esta encuentra el camino para manifestarse con mayor fuerza.

Cuando se altera la adaptación a la pérdida y surgen emociones excesivamente intensas y prolongadas o reprimidas y la persona no logra avanzar, la terapia psicológica puede ayudar a gestionar estas emociones y a fomentar estrategias para poder adaptarnos a vivir sin aquello que hemos perdido.

Si te gustaría sentirte acompañado/a en esta difícil situación o si sientes que estás pasando por un duelo complicado, desde Alpea Psicólogos podemos ayudarte.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros, recuerda que podemos atenderte presencialmente en Madrid o en modalidad online por videoconsulta.

duelo-como-afrontarlo

Referencias

Kübler Ross, E. (2016). Sobre el duelo y el dolor.

Kübler-Ross, E., & Jáuregui, P. (2008). La muerte: un amanecer.

Payás, A. (2015). Las tareas del duelo: psicoterapia de duelo desde un modelo integrativo-relacional.